Un alimento funcional

Proporciona los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento y mantenimiento del cuerpo…

Columnistas

25 Artículos


3 de octubre de 2019

En tiempos de reforma alimenticia, cuando muchos no saben cómo cuidar su salud en términos de equilibrio y nutrición, recordamos la importancia de no ir a los extremos. La base de una alimentación saludable es que sea lo más natural posible para no perder sus nutrientes y que mantenga una combinación equilibrada entre vegetales, proteínas e hidratos.

Elena G de White, una reconocida escritora americana en términos de salud enfatiza:

Hay peligro de que al presentar los principios de la reforma pro salud algunos estén en favor de hacer cambios que tendrían malos resultados en lugar de producir beneficio. La reforma pro salud no debe ser impuesta de una manera radical. Según lo que es ahora la situación, no podemos decir que la leche y los huevos y la mantequilla deben ser totalmente descartados. Debemos ser cuidadosos para no hacer innovaciones, porque bajo la influencia de una enseñanza extremista hay almas concienzudas que irán a los extremos. Su apariencia física perjudicará la causa de la reforma pro salud; porque pocos saben cómo reemplazar aquello que descartan.—

(CRA, p 419)

Esta última frase es fundamental a la hora de saber con qué reemplazar lo que descartamos. No es solo dejar de comer ciertos alimentos porque alguien nos dijo que no eran buenos…

Es por eso que decidimos hablar con quien sabe sobre el tema, para que nos explique de una forma detallada los beneficios de consumir ciertos alimentos…

Uno de ellos es el huevo. ¿Debemos consumirlo, no debemos consumirlo, cuál es la cantidad que se puede consumir por persona, por semana? …

Estas y otras preguntas las responde el Licenciado Jacksaint Saintila, Licenciado en Nutrición Humana y Director del Centro de Investigación e Innovación en Salud y Alimentación de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UPeU (Universidad Peruana Unión)

5 razones para consumir el huevo

El consumo adecuado de huevos puede tener una contribución significativa en una alimentación saludable, debido a que es considerado como un alimento funcional, en otras palabras, un alimento que no sólo tiene como objetivo satisfacer el hambre y proporcionar nutrientes necesarios para el buen funcionamiento y mantenimiento del cuerpo, sino también, prevenir enfermedades relacionadas a la alimentación y mejorar el bienestar físico y mental de los consumidores. A continuación, le presentamos 5 razones por las que se debería incluir el huevo en su dieta habitual.   

1. Son ricos en vitaminas

Los huevos son un alimento económico y altamente nutritivo, que proporcionan vitaminas como la B12 (cobalamina), B2 (riboflavina), vitamina A (retinol), Vitamina E (tocoferol), las cuales son muy importantes para la salud (1,2). La primera es esencial para evitar el cansancio y la debilidad, para la producción de glóbulos rojos y mantener saludable nuestras neuronas. En cuanto a la vitamina B2, ayuda al cuerpo a transformar los alimentos en energía. Referente a la vitamina A, es importante para la visión, además, fortalece el sistema inmunológico y ayuda el buen funcionamiento del corazón. Finalmente, la Vitamina E, actúa como antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres, una de las potenciales causas del cáncer. 

2. Son fuente de minerales esenciales

Los huevos son particularmente, ricos en calcio, magnesio y fósforo. Los niños necesitan el primero para el crecimiento saludable de los dientes y huesos. En los adultos, este mineral es de suma importancia para el mantenimiento y fortalecimiento de los huesos y, así evitando la osteoporosis. En cuanto al magnesio, desempeña un papel fundamental en la función cerebral y el estado de ánimo. De hecho, según las investigaciones, los niveles bajos están relacionados con un mayor riesgo de depresión (3). Finalmente, el fósforo que juega un papel importante en el funcionamiento adecuado de los riñones.

3. Contienen una alta concentración de colina

La colina no es una vitamina, tampoco es un mineral, sino una sustancia orgánica que es muy importante para nuestro cuerpo. El consumo de una sola unidad de huevo aporta aproximadamente entre el 20 a 25% de su requerimiento diario, lo cual significa que dos unidades de huevos grandes, proporcionarían casi la mitad. La importancia de este nutriente se basa en la función que juega en la salud mental, del cerebro. Por ejemplo, referente al primero, las diversas investigaciones científicas han relacionados (4) la deficiencia con un mayor riesgo de ansiedad y cambio en el estado de ánimo, además, cabe mencionar también que la colina es necesaria para producir una sustancia química llamada acetilcolina, un neurotransmisor que desempeña un papel esencial en la regulación de la memoria, el estado de ánimo y la inteligencia (5). Asimismo, se sabe que una mayor ingesta de colina está asociada con un menor riesgo de enfermedades cardiacas. Finalmente, la información científica disponible al respecto, ha demostrado que el consumo adecuado de colina disminuye los riesgos de cáncer de mama (6,7), sin embrago, es importante mencionar que una ingesta excesiva de colina podría estar relacionado con la aparición de cáncer de próstata en los hombres y de colon en la mujeres (8,9).    

4. Fuente esencial de proteína

Los huevos son una excelente fuente de proteína de alta calidad y, como tal, juega diversas funciones en el cuerpo. Por ejemplo, reducelos niveles de apetito y controlar el hambre, estas acciones se deben en parte a que la proteína reduce los noveles de la grelina, la hormona del hambre, y aumenta los niveles de péptido YY, una hormona que produce una sensación de saciedad o de llenura (10). Por otro lado, el consumo de proteína aumento, mantiene y fortalece la masa muscular. En los adultos mayores, es un elemento importante para ayudar a prevenir la perdida de la fuerza y de la masa muscular. Por último, el consumo adecuado de las proteínas ayuda a mantener un peso saludable, aumenta el metabolismo y conduce a una reducción automática de la ingesta de calorías y los antojos (11). 

5. Son altamente concentrados en Luteína y zeaxantina

La luteína junto con la zeaxantina, son dos carotenoides muy importantes. Ambos son potentes antioxidantes y ofrecen amplios beneficios para la salud. Sin embargo, la luteína y la zeaxantina son más conocidas por proteger la salud de los ojos. Estas dos sustancias también actúan como un bloqueador solar natural al absorber el exceso de energía lumínica. Se cree que protegen especialmente los ojos de la luz azul dañina. Asimismo, se sabe que son capaces de retardar la formación de las cataratas (12). Además, sus efectos antioxidantes les permiten proteger a la piel contra los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol (13). 

¿Cuántos debo consumir a la semana?

Durante mucho tiempo, se ha aconsejado a las personas a limitar su consumo de huevo, o al menos, la yema de huevo, debido a su contenido de colesterol. De momento, se recomienda consumir entre 2 a 6 yemas por semana. Sin embargo, falta aún evidencias científicas contundentes para apoyar esta recomendación. En cuanto al consumo de huevos enteros, la ciencia está clara en ello, hasta 3 huevos enteros puede consumir una persona sana, por semana (14). 

Una vez más hacemos énfasis en el equilibrio a la hora de consumir huevos o cualquier otro alimento, uno de los 8 remedios naturales es la temperancia, la cual se refiere a abstenerse de todo lo malo y a ser moderados con lo bueno…


BIBLIOGRAFÍA

1. Samman S, Kung F, Carter L, Foster M, Ahmad Z, Phuyal J, et al. Fatty acid composition of certified organic, conventional and omega-3 eggs. Food Chem. 2009 Oct 15;116(4):911–4. 

2. Fraeye I, Bruneel C, Lemahieu C, Buyse J, Muylaert K, Foubert I. Dietary enrichment of eggs with omega-3 fatty acids: A review. Food Res Int. 2012 Oct;48(2):961–9. 

3. Serefko A, Szopa A, Wlaź P, Nowak G, Radziwoń-Zaleska M, Skalski M, et al. Magnesium in depression. Pharmacol Rep. 2013;65(3):547–54. 

4. Bjelland I, Tell GS, Vollset SE, Konstantinova S, Ueland PM. Choline in anxiety and depression: the Hordaland Health Study. Am J Clin Nutr. 2009 Oct;90(4):1056–60. 

5. Poly C, Massaro JM, Seshadri S, Wolf PA, Cho E, Krall E, et al. The relation of dietary choline to cognitive performance and white-matter hyperintensity in the Framingham Offspring Cohort. Am J Clin Nutr. 2011; 

6. Xu X, Gammon M, Zeisel S, Bradshaw P, Wetmur J, Teitelbaum S, et al. High intakes of choline and betaine reduce breast cancer mortality in a population-based study. FASEB J. 2009; 

7. Xu X, Gammon M, Zeisel S, Lee Y, Wetmur J, Teitelbaum S, et al. Choline metabolism and risk of breast cancer in a population-based study. FASEB J. 2008 Jun;22(6):2045–52. 

8. Richman E, Kenfield S, Stampfer M, Giovannucci E, Zeisel S, Willett W, et al. Choline intake and risk of lethal prostate cancer: incidence and survival. Am J Clin Nutr. 2012 Oct;96(4):855–63. 

9. Cho E, Willett W, Colditz G, Fuchs C, Wu K, Chan A, et al. Dietary choline and betaine and the risk of distal colorectal adenoma in women. J Natl Cancer Inst. 2007; 

10. Lluch A, Stafleu A, Vinoy S, Holst J, Schaafsma G. Effect of a high-protein breakfast on the postprandial ghrelin. 2018; 

11. Paddon-Jones E, Westman E, Mattes R, Wolfe R, Astrup A, Westerterp-Plantenga M. Protein, weight management, and satiety. Am J Clin Nutr. 2008 May;87(5):1558S–1561S. 

12. Vu H, Robman L, Hodge A, McCarty C, Taylor H. Lutein and zeaxanthin and the risk of cataract: the Melbourne visual impairment project. Invest Ophthalmol Vis Sci [Internet]. 2006 Sep [cited 2019 Jul 8];47(9):3783–6. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16936087

13. Roberts R, Green J, Lewis B. Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clin Dermatol. 2009; 

14. Kritchevsky S. A Review of Scientific Research and Recommendations Regarding Eggs. J Am Coll Nutr. 2004 Dec;23(sup6):596S–600S. 

Volver