Ansiedad

¿Sabías que la ansiedad es una de las enfermedades mentales más comunes en nuestra sociedad?

Madeli Santos

Master en Psicologia Clínica y Neuropsicología Educativa.

3 Artículos


7 de noviembre de 2019

Algunos datos de la OMS (2017) evidencian la prevalencia de los trastornos de ansiedad en la población sudamericana: En Brasil 18,6 millones de personas sufren de ansiedad, es decir, el 9,3% de la población; en Paraguay afecta el 7,6 %; en Chile más de 1.1 millón de personas lo padecer; en Uruguay el 6,4% de la población; en Argentina 2.5 millones, equivalente al 6,3% de la población; en Colombia 2.6 millones, es decir el 5,8%; en Perú las cifras oscilan en un aproximado de 1.7 millones, 5,7%; en el Ecuador un 5,6% de la población, y en Bolivia un 5,4%.

En mi experiencia, recuerdo que a mis siete años de edad, mi madre me preparó para cantar en público, en una iglesia pequeña del Perú, en Chorrillos. La música siempre fue lo mío, así que cantaba y me preparaba para hacerlo bien. Recuerdo de forma vívida el lugar, la iluminación, las personas sentadas en aquellas bancas y sus ojos llenos de esperanza al disfrutar de una voz melodiosa e infantil. Cuando llegó la hora de cantar, inicié con naturalidad, claro que un poco nerviosa, pero a la mitad pasó algo insólito que marco mi vida y el inicio de una enfermedad que me acompañaría para toda la vida. Olvidé la letra, lo olvidé todo, me quedé inmóvil mientras observaba con detenimiento los rostros de todos los presentes, recuerdo que el sonidista me miraba atónito tratando de consolarme con su mirada, los presentes me miraban con ternura como diciendo “pobre niña”, mi madre trataba con gestos de manifestarme que no pasaba nada, que no importaba, que solo me quedará quieta y sonriendo hasta el momento en que acabara la canción, fueron los minutos más largo de mi vida y la tortura emocional y mental me aniquiló.

No hay nadie mejor preparado, que pueda escribir sobre la ansiedad, como aquel que la padece. Y te explicaré a través de mi experiencia, los 3 trastornos más comunes que sufre la población en general y que fueron parte del diagnóstico a lo largo de mi vida:

Fobia específica

Las fobias específicas, nos colocan en un estado muy delicado de ansiedad repentina, al enfrentarnos al objeto que nos causa la fobia. En este caso te contaré sobre mi fobia específica: Terror a las cucarachas. 

En un viaje parar visitar a mi abuela realicé una autoterapia sin previa preparación. Mientras limpiaba su casa con mucho detalle, ingresé a la cocina y me encontré con un nido inmenso de cucarachas. Los síntomas que me aquejaban fueron: parálisis, llanto sin control, gritos, taquicardias, sudoración y temblores entre otros. Aquel día me imaginé que tenía puesta una armadura y me vi a mi misma como la guerrera de las cucarachas y decidí enfrentarme con todo lo que tenía. Cerré mis ojos y mientras gritaba, ingresé al nido de cucarachas y con la escoba en una mano empecé a golpear con todas mis fuerzas y con la otra, esparcía veneno por todos lados… para mi orgullo, las aniquilé a todas. Mi cuerpo temblaba, mi corazón parecía salirse de mi pecho, sudaba como su hubiera corrido un maratón, pero enfrenté mi fobia y desde ese momento, quedó en remisión (la enfermedad estaba controlada).

Fobia social: ansiedad ante cualquier situación social

Mis padres siempre han sido lideres, y hemos estado sobreexpuestos a ámbitos sociales. Mi padre un conferencista, ambos docentes, predicadores, lideres de jóvenes, etc. Mi madre ignorando lo que me pasaba, siempre me empujó a enfrentarme a mis miedos y con el tiempo aprendí que a pesar de mis síntomas (temblor, palpitaciones, pensamientos irracionales, problemas intestinales, nauseas, etc), ese iba a ser mi mundo y no podía escapar a el. Debía enfrentarme o esconderme para siempre. Hoy en día soy conferencista, manejo muy bien a públicos grandes, soy docente, terapeuta y nadie percibe lo que me pasa, los síntomas no se han ido, han disminuido de intensidad, pero vivo con ellos a diario. Una vez más, este trastorno esta en remisión.

Trastorno de ansiedad generalizada: Ansiedad ante todo

Me dieron este diagnóstico en vista de que mi fobia y mi ansiedad social terminaron influyendo en otros aspectos de mi vida (un posible efecto de no recibir la atención profesional a tiempo). Tenía ansiedad ante todo y a veces ante nada. A veces llegaba sin previo aviso y no sabía por qué. Esto es algo que no podía comentar con nadie, sentía que nadie me entendería, que nadie me creería, que nadie me escucharía, debía enfréntame al mundo sola, aún con mis aparentes limitaciones. Esto me hizo la persona que soy, y me gusta quien soy, Dios me ayudó, fue mi único amigo y mi entrenador personal; recibí terapia psicológica y medicación, y lo logré. Hoy la ansiedad es mi mejor amiga, porque nos conocemos bien y sé como manejarla.

Hoy vivo una vida normal, sin medicaciones, y con síntomas manejables. Si tu padeces de algún trastorno de ansiedad o conoces a alguien que lo padece, compártele estas recomendaciones…

Recomendaciones

  1. Acepta tu diagnóstico, el aceptarlo te ayuda a conocerlo y enfrentarlo.
  2. La ansiedad no te define, tú defines el rol que tomará la ansiedad en tu vida.
  3. De ahora en adelante la ansiedad será tu aliado más fiel, asegúrate de hacer las pases y conocerlo a profundidad, por que en algunos momentos puede ser de mucha ayuda.
  4. Tienes las capacidades y habilidades mentales para vencer todo lo que te propongas (cuando digo vencer no me refiero a que la ansiedad se vaya, si no que aprenderás a canalizarla).

Advertencia

  1. Consulta a un especialista, es fundamental para el diagnóstico.
  2. Por favor no te automediques solo porque pienses que estas en lo correcto.
  3. La ansiedad es diferente para cada persona, no trates de comparar tus síntomas con los de alguien más.
  4. Mi experiencia puede no ser la tuya, asegúrate de no compararte con mi experiencia personal. La tuya es importante, ve a un profesional.
  5. Si padeces el trastorno, recibe la atención necesaria, es posible vivir con la ansiedad y llevar una vida normal.

Otros trastornos de ansiedad

  • Ansiedad por separación
  • Mutismo selectivo
  • Trastorno de pánico
  • Ataques de pánico

Podemos hablar de ellos en futuros artículos…


Una defensa espiritual contra la ansiedad

Te comparto mis versículos favoritos de fortaleza espiritual en medio de la ansiedad, son poderosos y surten tanto efecto como una terapia psicológica, ya que son parte de una terapia bíblica:

  • “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también justamente con la tentación la salida para que podáis soportar”. Corintios 10:13.
  • “…echad toda vuestra ansiedad sobre Él, por que Él tiene cuidado de vosotros”. 1 Pedro 5:7.
  • “Por que no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, si no de poder, amor y de dominio propio”. 2 Timoteo 1:7.
  • “Jehová esta conmigo no temeré lo que me pueda hacer el hombre”. Salmos 118:6

BIBLIOGRAFÍA

  • American Psychiatric Associatrión (APA). (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico De los Trastornos Mentales DSM 5. Barcelona: Masson
Volver