QUIÉNES SOMOS

Desde sus inicios, la Iglesia Adventista del Séptimo Día,  promueve una filosofía de salud y prevención, administrando un sistema de instituciones médicas, industrias de alimentos y espacios que incentivan un estilo de vida saludable.

Lo que nos hace invertir en salud como institución religiosa , es la convicción de que el ser humano fue creado por Dios para el perfecto uso de sus facultades físicas, mentales y espirituales. Por eso la Iglesia Adventista del Séptimo Día, tiene el compromiso de ofrecer herramientas para prevenir enfermedades y traer longevidad.

INDUSTRIAS ALIMENTICIAS

La Iglesia Adventista del Séptimo Día entiende que la elección del qué comer es un factor determinante para una vida con salud. Por eso, alienta la simplicidad en la alimentación y recomienda una dieta vegetariana, agregando el uso equilibrado de huevos, leche y derivados.

Desde hace décadas establecidas en el mercado, las empresas adventistas de alimentos naturales,  contribuyen a que millones de personas tengan la posibilidad de elegir una dieta que promueve calidad de vida. En todo el mundo, son 29 fábricas que producen alimentos saludables. En América del Sur, las unidades están en Argentina, Chile, Ecuador, Perú y Brasil.

HOSPITALES

Aunque la prevención es el principal enfoque adventista en cuanto a la salud, cientos de instituciones médicas alrededor del mundo son mantenidas por la iglesia. 175 hospitales 554 clínicas y otros lugares de atención con 100 mil profesionales especializados. En América del Sur, la Iglesia Adventista tiene 16 hospitales y clínicas médicas y 5 centros de vida saludables.

Además de los sistemas de convenio y atención particular, estas instituciones prestan servicios a la población carente, a través de proyectos de prevención, charlas sobre salud, consultas médicas, odontológicas, exámenes, internaciones e incluso cirugías.

CLÍNICAS

Otra forma de atención a la salud es desarrollada por la Iglesia Adventista de América del Sur en centros de vida sana, ubicados en diversas ciudades de Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y Ecuador. Cada año, las instituciones reciben un público especial para programas de tratamiento de depresión, control de hipertensión, diabetes, reducción de colesterol o simplemente para reforzar los buenos hábitos de alimentación saludable.

Marcas