Cáncer de próstata

Una enfermedad de hombres que nos preocupa a todos

Columnistas

25 Artículos


24 de noviembre de 2019

El cáncer de próstata es una patología que afecta únicamente a los hombres. La próstata es una glándula masculina y las estadísticas dicen que el cáncer de próstata es más frecuente en hombres de avanzada edad, pero poco frecuente en hombres menores a los 40 años.

Sin embargo las estadísticas también nos dicen que es el cáncer más común después del cáncer de piel y que aproximadamente 1 de cada 7 hombres, será diagnosticado de cáncer y que la edad promedio cuando el diagnóstico aparece es de aproximadamente 65 años.

El 92 % de los cáncer de próstata se detectan cuando la enfermedad se encuentra en el glándula prostática o los órganos adyacentes y se denomina como estadio local o enfermedad localmente avanzada.

Hoy conversaremos con el Dr. Andrés Treyer, medico especialista en urología, quien nos hablará sobre los hábitos a tener en cuenta para la prevención del cáncer de próstata y los procedimientos médicos a realizar cuando ya ha sido diagnosticado.

Dr. ¿Dónde está ubicada la próstata y cuál es su función en el cuerpo?

Dr. Andrés Treyer: La próstata es un órgano muy importante que tiene que ver tanto con la fertilidad del hombre como también con la función sexual del hombre. Se encuentra entre la vejiga y la uretra. Lo que ocurre es que cuando la próstata se enferma, produce síntomas, los cuales son específicos y diferentes a cuando hay una inflamación. Los síntomas se presentan tardíamente en un cáncer. Por esta razón hay que trabajar para prevenir el cáncer.

¿Cómo podemos detectar esta enfermedad para tratarla a tiempo?

Dr. Andrés Treyer: Hace muchos años atrás el cáncer de próstata era diagnosticado demasiado tarde. Se descubrió que al hacer la autopsias de las personas que fallecían en un hospital, muchos de los hombres tenían células de cáncer en la próstata.

Con estudios más recientes apareció un marcador biológico, el PSA, que ayuda a determinar si esa próstata tiene tendencia o no al cáncer. Antes del descubrimiento de este marcador el cáncer era descubierto gracias a los síntomas y hasta ese momento ya era tarde para un tratamiento curativo. El PSA es un estudio de sangre de laboratorio y con él se puede determinar la aparición del cáncer en momentos en los que se inicia su manifestación activa. Cuando el pacientes aumenta los valores en el estudio del PSA en un año se deben realizar más estudios para saber con seguridad qué es cáncer y así poder comenzar el tratamiento curativo.

¿Desde qué edad es indicado este estudio?

Dr. Andrés Treyer: Hace unos años atrás, la edad indicada para realizar este estudio era desde los 50 en adelante, pero por el cambio de hábitos más sedentarios de las personas en los últimos años, se determinó que lo ideal ideal es de los 40 a los 45 años.

¿Qué factores de riesgo debemos tener en cuenta?

Dr. Andrés Treyer: Puede haber otros factores que predisponen a la persona para contraer esta enfermedad. El sedentarismo produce congestión prostática crónica porque no hay actividad física y si a esto se suma que no toma suficiente agua el pronóstico no es muy bueno.

La indicación es que mires el color de tu orina. Si notas que tu orina tiende a ponerse amarilla le falta agua a tus riñones. El agua debe tomarse fuera de las comidas porque altera la digestión, ya que el líquido es frío y la temperatura para hacer la digestión es de 38 grados. Si tomamos agua con las comidas, paralizamos la digestión y alteramos el proceso lo que nos lleva a una congestión que afecta a la próstata.

Otro factor que puede ayudar o perjudicar a la salud de la próstata es la comida. La comida más liviana del día debería ser la cena. Cuando comemos algo muy pesado de noche, cuando nos vamos a dormir nuestro cerebro quiere dormir pero nuestro estómago debe trabajar lo cual produce congestión y trastornos que afectan a la próstata.

¿Hay distintas categorías o estadios de las enfermedades prostáticas? 

Dr. Andrés Treyer: La primer patología común que aparece en la próstata es la prostatitis. Es una inflamación de la próstata y con ecografías se ve que la próstata tiene como ampollas interiores, o pequeñas calcificaciones que muestran que tuvo prostatitis, que se recuperó y las ampollas se secaron y en algunos lugares quedaron formaciones de calcio.

Los síntomas pueden ser: Una molestia en el periné, molestia para orinar, la orina se afina, levantarse para orinar varias veces durante la noche y ardor. Estos síntomas pueden deberse también a una infección urinaria. Para definir bien el tipo de tratamiento debemos hacer análisis.

¿A qué se deben estos problemas de próstata?

Dr. Andrés Treyer: Problemas en la próstata pueden deberse a diferentes factores como el sedentarismo, consumo de picantes que afectan a la próstata de forma muy lenta y esto lleva a una inflamación que puede transformarse a una prostatitis crónica.

La bicicleta también debe tenerse en cuenta ya que la que se usa en ruta puede ir golpeando en la zona del periné y justo sobre la próstata produciendo microtraumatismos que pueden producir problemas serios después. La recomendación es tener un asiento ancho para que se asienten los muslos y no solamente la próstata y el periné. La próstata de personas de 18 o 20 años es muy pequeña pero con los años va creciendo entonces una persona de 40 o 50 años debe tener cuidado con este tema. 

¿Cómo es el camino a seguir para el que detecta un síntoma hasta arribar a un diagnóstico? 

Dr. Andrés Treyer: Primero hacemos un cuestionario sobre los síntomas que la personas tiene para ir armando un esquema y luego se piden diferentes análisis como el PSA, una orina, un urocultivo. Y también, verificamos si la persona tiene diabetes, ya que cuando el azúcar está aumentada pasa por la orina y actúa como un ácido que produce síntomas.

A toda persona mayor a 40 años se le pide el PSA de rutina. Si da valores normales y no tiene síntomas, la recomendación es el régimen higiénico dietético. Debemos vigilar que la persona esté llevando una vida dentro de los parámetros ideales. Porque el cáncer de próstata viene de una irritación crónica que podemos prevenir con una alimentación adecuada, dejando el sedentarismo de lado, previniendo la diabetes, etc.

Debemos tener en cuenta también si existen casos de cáncer en la familia, ya que la persona puede tener una tendencia hereditaria y debe prevenirse. 

¿Cuáles son las herramientas que se utilizan para tratarla o curarla?

Dr. Andrés Treyer: En primer lugar debemos hacer todos los análisis necesarios para determinar si la persona tiene alguno de los tres tipos de agresividad: el primero es malo pero manejable, el segundo es un poco díscolo y el último es muy agresivo. Determinar la agresividad nos ayuda a saber cómo enfrentarlo.

Una vez que tenemos el diagnóstico hay que pedir dos estudios que son muy importante. Uno que es de los huesos llamado centellografía total por cámara gamma y el otro es una tomografía axial computada con contraste de tórax, abdomen, pelvis y próstata. 

Teniendo estos análisis podemos determinar si el proceso está solo en la próstata o si está afectando a otros órganos. En el primero puedes realizar un tratamiento curativo. En menores de 70 o 75 años se les ofrece una prostatectomía radical que significa extirpación total de la próstata uniendo la uretra con la vejiga. Este paciente tiene la posibilidad de elegir diferentes métodos para realizar la cirugía. La cirugía dura unas dos horas y la estadía dentro del sanatorio no más de 3 días y la persona se va con una sonda para que no haya problemas donde hubo que suturar. En un mes el paciente puede llevar una vida relativamente normal, sin realizar mucho esfuerzo al principio. 

Una cirugía puede causar: pérdida de potencia sexual lo cual ocurre cuando son afectados los bordes de la próstata donde están adheridos los nervios relacionados a lo sexual, y la posibilidad de incontinencia si se ve afectado el borde cercano hacia el músculo esfínter que contiene la orina.


Es muy importante el chequeo, después de los 40 años anualmente, después de los 55 años cada 6 meses y si los valores del PSA continúa subiendo cada 3 meses y con medicaciones antiinflamatorias.

¿Qué alimentos debemos evitar y cuales consumir para prevenir el cáncer de próstata?

Para darnos un aporte preventivo en la alimentación contamos con los consejos de la Dra. Jessica Klos, Licenciada en nutrición, quien nos cuenta con más detalles los alimentos que debemos evitar y aquellos que podemos consumir para protegernos del cáncer de próstata. 

Dra. Jessica Klos: Evitar alimentos ricos en grasas de origen animal o saturadas como carne, manteca, huevo, lácteos en abundancia, comidas rápidas, el alcohol, café, mate, té y chocolate. 

Alimentos protectores: la calabaza es rica en carotenos, un precursor de la vitamina A, y es rico en antioxidantes efectivos para prevenir el agrandamiento de la próstata, el tomate por su alto contenido en licopeno, es efectivos para enfermedades de la próstata, disminuye el riesgo del crecimiento de tumores secundarios. También alimentos ricos en omega 3 como las semillas de chía, nueces, pescado sobre todo de mar. Alimentos ricos en vitamina E, aceites, almendras, germen de trigo que tienen poder antiinflamatorio y  anticancerígeno. También se recomienda consumir soja por lo menos dos veces por semana ya que contiene exoflagonas que reducen las hormonas que inflaman la próstata e inhiben el crecimiento de células cancerígenas.

Consumir también alimentos ricos en Zinc como germen de trigo, semillas de calabaza, maní, girasol y lentejas. Es importante incluir estos alimentos a diario.

También es importante tomar suficiente agua.

Entrevistas realizadas por el programa “Por tu salud” del Sanatorio Adventista del Plata (SAP)



Volver