Cirugía Bariátrica y Metabólica

Un conjunto de procedimiento quirúrgicos que apuntan a lograr una disminución notoria del peso corporal.

Columnistas

45 Artículos


24 de septiembre de 2020

Una de las enfermedades crónicas, de origen multifactorial, que afecta a personas de todo el mundo y cuyas consecuencias pueden ser muy graves, es la obesidad.  Se trata de una acumulación excesiva de grasa o tejido adiposo, a tal punto que pone en riesgo la salud.

Las estadísticas mundiales nos muestran que cada año fallecen 2,8 millones de personas por causas estrechamente vinculadas a la obesidad.

¿En qué casos se aplican estas cirugías?

Muchas personas en un momento deciden poner fin a su problema de obesidad y comienzan con un recorrido a través de diferentes dietas, tratamientos, fármacos o combinaciones de algunas o todas estas cosas.  Pero aun así en ocasiones la obesidad es tal que no resulta suficiente una dieta, por buena que sea.  Y, no perdamos de vista este punto: la persona puede estar incluso en riesgo de muerte por causa de su obesidad mórbida.  No se trata ya solamente de una cuestión estética.

Para esos casos en los que se han probado dietas y otros tratamientos médicos sin resultados positivos, existe una opción terapéutica muy válida y segura:  la cirugía bariátrica y metabólica, que es en realidad un conjunto de procedimiento quirúrgicos que apuntan a lograr una disminución notoria del peso corporal.

Es una herramienta que se utiliza para ayudar a aquellos pacientes que han llegado a un nivel de obesidad extremo, y que ya se han agotado los tratamientos clínicos, no habiendo resultado suficientes.  Es un recurso más agresivo, pero necesario en aquellos casos en los que la obesidad es tal que recibe el nombre de “obesidad mórbida” pues está poniendo en riesgo la vida de la persona. 

La cirugía siempre es una agresión al organismo, aunque tratemos de minimizarla y de volverla lo menos invasiva posible a través de métodos y tecnología modernos.  Pero se ha buscado un punto de inflexión. Es cuando se observa y decide que los riesgos de la cirugía están muy por debajo de los riesgos de continuar con ese grado de obesidad.

¿Cuáles son sus beneficios?

La palabra “bariátrica” viene de “baros” que significa: peso.  Puntual y específicamente es una cirugía para disminuir y controlar el peso corporal. Pero el nombre adecuado es “cirugía bariátrica y metabólica” porque realmente tiene efectos metabólicos beneficiosos, como el control de las dislipemias (alteración en los niveles de grasas en sangre, fundamentalmente colesterol y triglicéridos), control de las hiperglucemias.  O sea que propone otros beneficios además del específico de control del peso.

Refiriéndonos puntualmente al control del peso, hay que mencionar que lograrlo trae consigo muchos beneficios estructurales para el cuerpo:  en la columna cervical, la columna dorsal, lumbar, las caderas, las rodillas, los tobillos, todos lugares de nuestro organismo que “sufren” cuando hay un exceso de peso.

Específicamente ya dando detalles de la cirugía bariátrica y metabólica, cabe puntualizar que no es un tratamiento milagroso. Es parte de un tratamiento integral que también comprende necesariamente la incorporación de una nueva conducta, hábitos que sean adecuados para mantener el control de su peso a partir de la cirugía.  Esa es la clave del tratamiento, porque sino, después de la cirugía puede volver a ser una persona obesa ¡y nadie quiere eso!.  Tanto el paciente como el médico quieren que la cirugía y el tratamiento en su totalidad resulten exitosos.

La cirugía en sí lleva solamente un par de horas, y dos días de internación post-operatoria.  Esto en realidad es muy poco en cuestiones de tiempo.  Lo que sí requiere de importante esfuerzo y constancia de parte del paciente es esa nueva vida de hábitos saludables (ejercicio, alimentación, cantidad de ingesta de agua, etc.) que deberá adoptar de inmediato para no retroceder con lo logrado.  Algunos pacientes necesitan un acompañamiento psicoterapéutico para lograr esta modificación en sus hábitos, y está muy bien que se realice, si esto lo ayuda a fortalecer su voluntad y mantener una conducta saludable de aquí en más.

¿En qué consiste una cirugía bariátrica ?

sala de cirugía laparoscópica

Refiriéndonos puntualmente a la técnica utilizada en la cirugía bariátrica y metabólica, mencionaré que se las divide desde un punto de vista práctico en: 

 – Técnicas de restricción: restringen la cantidad de alimentos que se puede ingerir.  En este grupo encontramos a la “banda gástrica ajustable” que es como si se le colocara un cinturón al estómago, achicándolo y dejándolo pequeño.  También es restrictiva la cirugía conocida con el nombre de “manga gástrica” y también a la “gastrectomía” (longitudinal o vertical) en la que se corta al estómago y se conserva solamente una porción del mismo, como si fuera un tubo.   En todas estas técnicas lo que se busca es que el estómago se achique y por lo tanto la persona sienta saciedad con mucho menos volumen de ingesta. Así, un estómago que tiene una capacidad aproximada de 1,5 litros inicialmente, después de la cirugía puede recibir solamente de 30 a 50 mililitros (en cantidad de alimento) y con esta mínima cantidad la persona ya siente sensación de saciedad.

Técnicas de mala absorción: se trata de técnicas que generan que no se absorban todos los nutrientes (por ejemplo: grasas y azúcares),  en este grupo de técnicas quirúrgicas encontramos al “by pass gástrico”, el “switch duodenal” o el “by pass duodenal”. El objetivo es reducir la longitud del aparato digestivo y con ello, el tiempo que el cuerpo dispone para digerir y absorber las calorías  y alimentos en el intestino delgado y limitar selectivamente la absorción de grasa. Como resultado, después de la cirugía, estos pacientes solo absorben aproximadamente el 20% de la grasa que ingieren

Específicamente el “by pass gástrico”  es una técnica mixta que vendría a ser el gold standard de técnica quirúrgica las cirugías bariátricas. Combina las técnicas restrictiva y malabsortiva

¿Qué cuidados se deben tener antes de la cirugía?

Siempre la técnica se define tras una exhaustiva evaluación de la condición del paciente, debiendo tener en cuenta distintas variables.  Pero siempre, sin excepción, es indispensable el entrenamiento previo a la cirugía:  la persona que se someterá a una cirugía de reducción del peso (bariátrica y metabólica) debe ser consciente de privilegiar su alimentación eligiendo las adecuadas cantidades de proteínas, de vitaminas, es decir:  cambiar de tal forma su alimentación que se transforme en la dieta adecuada a su contextura física y nivel de actividades.

Este cambio de hábitos debe comenzar antes de la cirugía porque hasta que el paciente no haya incorporado esa nueva forma de alimentación equilibrada, no está preparado para afrontar saludablemente el post-operatorio, y por lo tanto puede que no resulte exitosa.

Insistimos en que no se trata de una cirugía solamente sino de todo un tratamiento integral que debe mantenerse en el tiempo, y del cual la cirugía es solamente una porción de ese proceso.

Dr. Haroldo Steger, Médico Cirujano Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica del Sanatorio Adventista del Plata

volver