Menopausia

Una etapa en la vida de la mujer llena de cambios y reajuste hormonal.

Dangela Lupaca

Especialista en Medicina Intensiva.

5 Artículos


7 de diciembre de 2020

La trayectoria de la vida femenina está marcada por momentos especiales. Inicialmente la etapa intrauterina que nos conduce a la infancia y luego a la pubertad. La adolescencia llega con una explosión hormonal, ajustes físicos y emocionales  acompañando la llegada de la menarca (primera menstruación). En la juventud se destaca la época reproductiva con la iniciación sexual y la llegada de los hijos. Además están siempre presentes los síntomas de la TPM (tensión pre-menstrual), las colocas menstruales y la preocupación con los métodos contraceptivos. 

Como si esto fuera poco, luego de pasada la etapa reproductiva llega un nuevo ajuste hormonal, el momento en el que cesará el periodo menstrual. Para hablar sobre este tema conversamos con la Dra. Dángela Lupaca quien nos aclara algunos conceptos

Como sucede en la pubertad, la mujer pasa por cambios y adaptaciones hormonales y emocionales. 

Climaterio

Transición de una etapa reproductiva a otra no reproductiva, acompañada de cambios hormonales.

Menopausia

Etapa natural llamada también fisiológica, es el “cese permanente de la menstruación”, 12 meses de amenorrea o ausencia de periodo menstrual, sin alguna causa patológica que lo produzca, se da generalmente entre los 45 – 55 años, por falta en la producción de hormonas (estrógenos).


Una etapa en la vida de la mujer

Durante el periodo de la menopausia, o peri menopáusica (antes, durante) existen riesgo de desarrollar enfermedades, en aquellas mujeres que tienen factores de riesgo,  es por ello que las mujeres deben realizarse estudios y evaluaciones, para así poder identificar adecuadamente estos factores de riesgo y recibir atención oportuna.

Síntomas

Existen también algunos síntomas que presentan algunas mujeres, en esta etapa.

Cardiovascular: por la disminución en la producción de estrógenos (hormona) en el hígado, esto favorece a la disminución de la producción de colesterol de alta densidad llamado también “colesterol bueno – HDL”, se produce también un grado de resistencia a la insulina (esto genera aumento de azúcar en la sangre)

Osteoporosis: los estrógenos favorecen la reabsorción ósea.

Genitourinario: Por el déficit estrogénico se produce fragilidad capilar en la mucosa vaginal condicionando una atrofia de la mucosa vaginal, urogenital, sequedad y sensación de prurito, urgencia miccional e incluso incontinencia urinaria.

Psicológico: los niveles de serotonina (hormona de la felicidad) disminuyen y esto se asocia con cambios en el estado de ánimo, labilidad emocional, alteración del sueño, disminución de la libido.

Bochornos: (Calores y sofocos) existe sobreexpresión de los receptores de serotonina (y hay disminución en los niveles de esta) lo cual se asocia con disfunción en el centro termorregulador en el hipotálamo.

Tratamiento

Existe un tratamiento hormonal sustitutivo ó farmacológico y uno no hormonal o no farmacológico.

El tratamiento hormonal sustitutivo tiene indicaciones específicas y se aplica de acuerdo a la sintomatología que aqueje a la paciente, y a la severidad de la presentación de estos. (es necesario una consulta con la ginecóloga) No está indicado como medida preventiva. 

El tratamiento no hormonal consiste básicamente en:

  • Cambios en el estilo de vida 
  • disminución del consumo de grasas saturadas, 
  • evitar el consumo de azucares, alcohol, no fumar,
  • aumentar la ingesta de agua y fibras, 
  • control del peso, ejercicio.

Se ha hablado de los Fito estrógenos (compuestos químicos que se encuentran en los vegetales que son similares a los estrógenos humanos y con efecto similar) como la soja, cereales, semillas de lino.  Los cuales aún no han demostrado su fiabilidad en estudios, sin embargo, se recomiendan.

Un estilo de vida saludable no solo alimenta adecuadamente nuestro organismo dotándonos de nutrientes, vitaminas y proteínas que fortalecen nuestro sistema inmunológico, sino además nuestro sistema hormonal

Los cereales integrales, las verduras y hortalizas, las frutas carnosas, las oleaginosas y las legumbres constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante” CRA.366-370.

volver