Navidad Saludable: ¿Es posible?

La alegría de las fiestas de fin de año puede tornarse una pesadilla a causa de la exageración de estos días. ¿Quieres tener una navidad saludable? Aquí te contamos cómo…

Columnistas

32 Artículos


18 de diciembre de 2019

¿Te gustaría que las fiestas de fin de año no pongan tu vida en riesgo? Bueno, hoy hablaremos sobre cómo tener una navidad saludable!

Si, es posible!! Pero para lograrlo, es necesario cambiar algunas cosas en el menú. Solo así podrás disfrutar de comer sin arrepentimientos. 

Pero antes de hablar del menú de navidad, es necesario comentar otro punto, igual de importante, que nos ha estado incomodando en las fiestas de fin de año: el momento en que se sirve la cena. 

La indigestión de Navidad

Generalmente, las familias tiene el hábito de servir los alimentos muy tarde en la noche. Por esta razón, nuestro metabolismo disminuye durante la noche y la digestión se ve comprometida, aumentando el tiempo de permanencia del alimento en el estómago. 

Los alimentos que causan la mayor sobrecarga en el estómago y los órganos relacionados con la digestión (intestinos, hígado y páncreas) son los que contienen altas cantidades de grasas y proteínas. Es decir, aquellos que muchas veces son presentados en las cenas de navidad. Por eso, cuidado con alimentos como carnes, quesos y la famosa mayonesa. 

Todos estos alimentos son ricos en grasas y proteína y pueden causar resaca al dia siguiente. ¿Resaca? ¡Si!

Lo que comes en la cena de navidad puede causar efectos similares a los de la resaca alcohólica. 

Las personas que tienen el hábito de ingerir bebidas alcohólicas se despiertan con resaca debido al trabajo que el alcohol genera en el hígado para promover el procesos de desintoxicación

De la misma forma, los alimentos altos en grasas y proteínas, ingeridos tarde en la noche y en grandes cantidades, pueden hacer que despiertes con dolores de cabeza, con sabor amargo en la boca y de muy mal humor. La misma sensación que genera la resaca alcohólica. 

Navidad saludable sin arrepentimientos

¿Sabías que los placeres de la mesa pueden terminar con la conmemoración de navidad? Entonces para tener una navidad saludable, algunas actitudes son primordiales:

Primero, dar preferencia a los alimentos que contienen menor concentración de proteínas y grasas pero que son altos en carbohidratos. Estos carbohidratos necesitan ser de buena calidad, o sea, rico en fibras. 

Pero nada de excesos… Los carbohidratos en grandes cantidades favorecen la formación de triglicéridos, y de esa forma terminarás el año más pesado.

Y generalmente, esto es lo que sucede! El menú de fin de año ha ayudado a promover el aumento de peso en gran parte de la población. 

Para que tengas una idea, algunos pueden aumentar más de cuatro kilos en navidad y año nuevo. 

La navidad y el azúcar

Además de estos cuidados, observa también lo que se servirá para beber. Las gaseosas son una bomba de calorías vacías.

Si deseas una navidad saludable, deja los refrigerantes fuera de la cena. 

Además de tener una gran concentración de azúcar, estas bebidas, por su rápida absorción intestinal , le generan una sobrecarga de trabajo al páncreas.

Esta sobrecarga produce mucha insulina y consecuentemente aumenta la formación de grasas. 

Pero cuidado con los reemplazos: los jugos industrializados no se quedan atrás en cuanto al contenido de azúcar. 

Estos tampoco son recomendados para una navidad saludable, incluso aunque no poseen los agravantes de los estimulantes y del gas. 

Entonces, hay que darle preferencia a los jugos naturales y menos calóricos como el de ananá, manzana, maracuyá, la acerola y el caju. 

Si necesitas endulzar, utiliza la stevia, xilitol y taumatina. Una buena opción es servir agua saborizada! 

Navidad saludable en la práctica

Si estás determinado en hacer cambios, te dejamos una sugerencia para una cena navideña diferente. 

Comienza con entradas a base de panes integrales artesanales servidos con diferentes patés. Puede ser un paté de tomillo, un paté de aceitunas negras o de alguna legumbre (garbanzos, arvejas, etc) . 

Además, incluye una ensalada refrescante de quinoa roja acompañada de hojas verdes y tomate.

Como plato principal puedes servir una caponata de tofu con arroz integral que sienta muy bien para una cena liviana y nutritiva.

Y por último, el postre. Frutas de temporada y un delicioso tiramisú. 

Esta es nuestra sugerencia para una cena de navidad saludable y deliciosa. Nada impide que sumes más platos, solo ten cuidado con la elección y la variedad. Cuanto mayor es el número de opciones, más fácil es exagerar en este día en el que estamos con la guardia baja…. 

Dr. Ricardo Vargas

Volver