El vicio en videojuegos y el trastorno de déficit de atención

La Organización Mundial de la Salud añadió el trastorno de los juegos electrónicos como una enfermedad mental, la compulsión obsesiva en los videojuegos fue reconocida como una preocupación internacional de salud pública.

Columnistas

15 Artículos


15 de agosto de 2018

Un estudio realizado por investigadores de la  Universidad de Loma Linda, en Estados Unidos, revela que la gravedad del trastorno de déficit de atención y de hiperactividad (TDAH) está asociada con el vicio en los videojuegos.

El estudio “Videogame adicción, ADHD sintomatología, y videojuego de refuerzo”, publicado en junio por The American Journal of Drug and Alcohol Abuse, descubrió que el riesgo de dependencia existía independientemente del tipo de videojuego jugado o preferido.

“Este resultado es consistente con nuestra hipótesis y con investigaciones anteriores, lo que sugiere que las personas con síntomas más graves de TDAH pueden tener mayor riesgo de desarrollar hábitos de juego problemáticos”, afirma Holly ER Morrell, profesora asociada de la Escuela de Salud Comportamental de la Universidad de Loma Linda y principal investigadora del estudio.

La investigación se hizo pública días después de que la compulsión obsesiva en los videojuegos se reconoció como una preocupación internacional de salud pública. La Organización Mundial de la Salud añadió el trastorno de los juegos electrónicos a la 11ª edición de su Clasificación Internacional de Enfermedades publicada el 18 de junio de 2018.

Vicio en videogames

Morrell destaca que los estudios anteriores estiman que el 23% de las personas que juegan videojuegos reportan síntomas de dependencia, lo que puede causar efectos negativos en la salud, el bienestar, el sueño, los estudios y la interacción social.

En la investigación de la Universidad de Loma Linda, el número de horas jugando videojuegos fue asociado a la gravedad del vicio, mientras que la edad no fue destacada como un factor. Además, los hombres reportaron mayor gravedad del vicio que las mujeres. La investigadora y su equipo acompañaron a cerca de tres mil jugadores de videojuegos con edades entre 18 y 57 años.

En mayo, Morrell, una experta en el campo del vicio, publicó un estudio en el periódico Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking, en el que ella y sus coautores describieron algunos de los riesgos asociados al vicio en videojuegos, como problemas de salud física y mental , así como de funcionamiento social y ocupacional.

 

JANELLE RINGER, Loma Linda University Health News

Volver