Almacenar alimentos ¿Existe una forma correcta?

¿Existe una forma correcta de almacenar alimentos sin poner en riesgo tu salud? ¡Por supuesto! No todos los contenedores son buenos. ¡Veamos cuáles son!

Marcela Borges

Enfermera, Maestra en Salud Pública.

20 artigos


21 de julio de 2022

En casa tenemos esos pequeños contenedores y recipientes que sirven para mantener las sobras del almuerzo o la cena en condiciones de ser reutilizados más tarde, ¿verdad? Pero, ¿cuál es la forma correcta de almacenar los alimentos? ¿Existe una manera correcta?

Es cierto que muchas personas aprovechan los envases de helado y otros alimentos para almacenar la comida. Y por muy improvisado que sea, la regla es clara: ¡lo pediste prestado, tienes que devolverlo!

Pues bien, ya sean de vidrio o de plástico, los recipientes que se utilizan para almacenar los alimentos son excelentes para separar, congelar y llevar comidas al trabajo. En otras palabras, ¡súper útiles!

Vale recordar que, además de preocuparnos por la utilidad de los utensilios, cuando hablamos de alimentos y del lugar donde se preparan y guardan, también es muy importante cuidar la higiene de todo el entorno para no cometer errores que dañen la salud de la familia.

En este artículo, nuestro objetivo es mostrarte la forma correcta de almacenar los alimentos, analizando las ventajas y desventajas de cada material en relación a tu salud.

¡Comencemos!

Recipientes de plástico

Primero, la ventaja de usar recipientes de plástico es que no se rompen fácilmente y son más livianos. Por otro lado, esta practicidad conlleva inconvenientes que deben ser considerados.

Además de absorber más olor, sabor y color de los alimentos debido a la porosidad del plástico, el mayor peligro es el hecho de que estos recipientes están hechos de petróleo.

Esto significa que cuando el plástico entra en contacto con los alimentos, se liberan toxinas. Y cuando se calienta en el microondas, el riesgo de contaminación es aún mayor.

El componente más peligroso es el bisfenol A (BPA) presente en estos y muchos otros utensilios de plástico. Esta sustancia puede estar relacionada con problemas hormonales, problemas cardíacos, cambios en el sistema reproductivo, infertilidad, obesidad, aborto espontáneo y riesgo de cáncer.

Los potes de plástico son económicas y prácticos, pero no son la mejor opción para tu salud.

En resumen: potes de plástico

  • El costo es más asequible
  • Adquieren el olor y el sabor de los alimentos.
  • Liberan toxinas que dañan la salud

Recipientes de vidrio

Ahora es el momento de hablar de los potes de vidrio. ¿Es correcto almacenar alimentos en recipientes de vidrio?

¡Bueno, la respuesta es sí! El vidrio es el mejor material para almacenamiento, siendo más seguro e higiénico. Al estar hecho de material inerte, no reacciona en contacto con los alimentos. Además, no absorbe olores, sabores y color de los alimentos.

Aunque el vidrio es más pesado y se rompe con más facilidad, los frascos de vidrio se pueden reutilizar varias veces, lo que hace que su consumo sea más consciente.

Aquí va un consejo:

Como la forma correcta de conservar los alimentos es utilizando recipientes de vidrio, para ahorrar dinero, reutiliza los envases de cristal que tirarías a la basura, como frascos de palmitos, miel, aceitunas, mermelada, salsas de tomate, etc. Pero para eso, las tapas de estos, deben estar intactas, ¡ok!

No solo estos, sino también aquellas botellas que cierran herméticamente, esto aumenta aún más la durabilidad de los alimentos como el arroz, los frijoles y las galletas.

Además, lavar estos recipientes es muy sencillo: basta con utilizar detergente y agua fría.

Resumen: potes de vidrio

  • Más frágil, mayor costo
  • Se puede reutilizar con otros productos.
  • más higiénico
  • No absorbe olores ni sabor
  • No libera toxinas

Después de todo, ¿cuál es la forma correcta de almacenar los alimentos?

Independientemente del recipiente que elijas para guardar los restos de comida, este debe estar limpio y con un buen cierre, es decir, la tapa tiene que funcionar correctamente.

No necesitas desechar los potes de plástico que tienes en casa. Sin embargo, es preferible usar estos para almacenar granos, harina y alimentos secos.

Ahora, si estás comprando recipientes de plástico nuevos, revisa el fondo del recipiente de plástico para ver si no contiene BPA. Algunos aparecen con la frase: “BPA free” o “libre de BPA ”.

Finalmente, nunca pongas comida caliente en recipientes de plástico. Cuando calientes la comida en el microondas, usa recipientes de vidrio o platos que se puedan calentar.

Ahora que ya conoces la mejor forma de almacenar alimentos, separa tus recipientes según el material y el uso.

¡Comparte esta publicación y difunde contenido de calidad!

Voltar