¡Basta de silencio!

Una campaña que incentiva al diálogo sobre el tema de la violencia en todas sus expresiones y a la denuncia por parte de las víctimas, para erradicar este importante flagelo social.

Lia Treves

Educadora y Master Coach con Inteligencia Espiritual

2 Artículos


28 de agosto de 2022

Basta de Silencio es un proyecto educativo y de prevención contra el maltrato y la violencia intrafamiliar que promueve anualmente la Iglesia Adventista del Séptimo Día en ocho países de Sudamérica, (Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay) desde el año 2002.

La campaña transcurre durante todo el año, pero una de sus principales acciones tiene lugar siempre el cuarto sábado de agosto.

Este es el “Día de Énfasis contra el Abuso y la Violencia”, cuando se realizan mítines, foros, escuela de padres, eventos de educación contra la violencia y manifestaciones en América del Sur.

Cada año se elige un tema para ser discutido y abordado con el propósito de sensibilizar a la comunidad, denunciar a los abusadores y ayudar a las víctimas.

Este año el tema abordado fue la “Violencia Psicológica” y se prepararon una serie de materiales para diferentes estrategias y presentaciones, con el propósito de alcanzar a todos los púbicos: adultos, jóvenes, adolescentes y niños.


Live realizada para promover la campaña y desarrollar el tema de este año:
Violencia Psicológica.

Para acceder a los materiales preparados para la campaña puedes ingresar aqui . Tanto para los que buscan información sobre salud mental, como para los que quieren participar en la divulgación y la prevención.

En las palabras de Jeanete Lima, coordinadora del proyecto a nivel Sudamérica: “Desde hace veinte años, la campaña Basta de silencio ayuda en el combate contra la violencia y en la construcción de familias emocionalmente más saludables. Ya sea que vivas en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador,Paraguay, Perú o Uruguay, que tu hogar sea un ambiente seguro y que sirva como refugio para tus familiares y para quienes lo necesiten. Que nuestra voz rompa el silencio en favor de los oprimidos.¡Que haya más amor en nuestra convivencia!”

Volver