El ayuno intermitente desintoxica el cuerpo

Pasar un tiempo sin comer es una buena práctica de salud. Sin embargo, debe hacerse de forma segura. ¡Veamos cómo hacerlo!

Columnistas

61 artigos


23 de noviembre de 2021

¿Alguna vez has oído hablar del ayuno intermitente? El nombre puede parecer moderno, pero esta práctica es muy antigua y está insertada en varias culturas, incluido el pueblo judío.

En pocas palabras, el ayuno intermitente consiste en no ingerir alimentos sólidos durante un período de tiempo. En general, se puede realizar una o más veces a la semana, de forma programada e intercalada con la dieta habitual.

Sin embargo, existen diferentes formas de hacer este tipo de ayunos.

Hay personas que restringen su dieta por completo, otras restringen solo los alimentos sólidos, pero beben líquidos bajos en calorías, como caldos y jugos.

Aparte de eso, el tiempo también es otra variable. Algunos pasan períodos de ayuno que duran 12 horas y otros se abstienen durante 24 horas o más.

Pero lo que sí se recomienda es que el ayuno intermitente con privación total de alimentos (solo beber agua) se realice como máximo desde el almuerzo hasta el desayuno del día siguiente, en este caso saltándose la cena.

En este sentido, no se recomienda saltarse el desayuno y el almuerzo. ¡Así que, ten cuidado con las recomendaciones de ayuno completo durante largos períodos de tiempo!

Ayuno intermitente

En qué me beneficia realizar un ayuno intermitente

Se ha comprobado que el ayuno intermitente mejora la inmunidad, acelera el metabolismo, regula las hormonas, mejora el estado de alerta mental, potencia la desintoxicación corporal, lo cual es muy importante para quienes buscan salud y sin duda favorece la pérdida de peso.

Después de todo, es mucho más fácil realizar el mantenimiento de una máquinas cuando ésta no está trabajando, ¿no es así? ¡El cuerpo humano funciona de la misma manera! 😉

Si deseas hacer un ayuno intermitente al menos una vez a la semana, ¡aquí hay algunas pautas para tener una excelente experiencia con el ayuno!

Si nunca haz ayunado …

Se recomienda ayunar durante 12 horas. Una sugerencia es tener la última comida a las siete de la tarde y volver a comer solo a las siete de la mañana del otro día.

De hecho, este es un hábito muy benéfico que puede incluirse en tu rutina diaria. Después de la adaptación, será más cómodo aumentar el número de horas en los días programados para el ayuno.

Antes de comenzar el ayuno intermitente …

¡Aliméntate con comida de verdad! Por ejemplo, cereales integrales, frutas o ensaladas, evitando los alimentos procesados ​​ricos en azúcares y grasas.

Además, no cometas el error de romper un ayuno con comida rápida o alta en calorías. Y después del período de ayuno, no comas demasiado.

¡Sé fuerte!

Si tienes la costumbre de comer a las diez de la noche, es muy probable que cuando pases este tiempo en ayunas, tengas ganas de comer. Pero, con un poco de autocontrol, ¡conseguirás ganar el desafío!

Sin embargo, si experimentas dolor de cabeza intenso, irritabilidad o mareos intensos, considera interrumpir el ayuno con comidas ligeras.

Pero, antes de esto, vale la pena beber solo un jugo o poner un poco de sal debajo de la lengua para mejorar los síntomas. En la mayoría de los casos, estos desaparecerán y no necesitarás interrumpir el ayuno.

Por último, adapta tu rutina de ejercicios durante los días de ayuno, evitando exagerar.

Cabe señalar que las personas con diabetes, las mujeres embarazadas y las mujeres en período de lactancia deben evitar el ayuno.

Entonces, ¿Aceptas el desafío de realizar un ayuno intermitente? ¿Te animas a darle un descanso a tu cuerpo para que se recupere?

Liliane Neto, Nutricionista, especialista en Obesidad y Pérdida de Peso. Columnista de Rádio Novo Tempo

Voltar