La leche materna, es todo lo que el niño necesita

La lactancia materna es la mejor manera de asegurar que tu bebé crezca fuerte y saludable.

Marcela Borges

Enfermera, Maestra en Salud Pública.

5 Artículos


5 de agosto de 2019

La leche materna es importante para el crecimiento y el desarrollo del niño, es la más completa y tiene beneficios para toda la vida.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, es celebrada anualmente en más de 150 países, para crear conciencia sobre los beneficios de la lactancia materna en la salud de las mujeres y los niños.

¿Y sabes por qué la leche materna es todo lo que un niño necesita?

Como ella ya está lista, con la temperatura adecuada, no cuesta nada y es rica en nutrientes. ¡Simplemente por eso!

Además, es más fácil de digerir que cualquier otra leche y funciona como una vacuna , ya que es rica en anticuerpos y protege a tu hijo de muchas enfermedades como diarrea e infecciones respiratorias y alergias. (pero recuerda que no reemplaza las vacunas del calendario)

Pero, sobre todo, amamantar es mucho más que alimentar a tu bebé, ¡es la estrategia natural más sabia de vinculación, afecto y protección!

Y esta interacción entre la madre y el niño tiene repercusiones en su estado nutricional, lo capacita para defenderse contra las infecciones y contribuye en su desarrollo cognitivo y emocional.

Numerosos beneficios de lactancia materna

  • Protege contra el cáncer de mama, ovario y útero.
  • Previene un nuevo embarazo en los primeros 6 meses después del parto, siempre que la lactancia materna sea exclusiva y la madre no haya menstruado.
  • Protege contra la depresión posparto, la obesidad y otras enfermedades como la hipertensión y el colesterol alto.
  • Disminuye los costos financieros que se gastarían en fórmulas y biberones.
  • Favorece el vínculo afectivo entre madre e hijo.
  • Mejora la calidad de vida de la madre cuando el niño amamantado se enferma menos. Y cuando la madre y el niño son felices tiene repercusiones en las relaciones familiares.

¿Y cuáles son los beneficios de la leche materna?

  • Reduce la mortalidad infantil en un 13% en niños menores de 5 años.
  • La lactancia materna en la primera hora de vida puede ser un factor protector contra la muerte neonatal.
  • Protege al niño de enfermedades como diarrea, infecciones respiratorias y alergias.
  • Reduce el riesgo de desarrollar hipertensión, colesterol alto, diabetes, sobrepeso y obesidad en la edad adulta.
  • Contribuye a un mejor desarrollo cognitivo.
  • Mejora el desarrollo de la cavidad bucal, succionar el pecho es un excelente ejercicio para el desarrollo de la cara del niño, ayuda a tener dientes bonitos, desarrollar el habla y tener un buen aliento.
  • Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) y UNICEF
    (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), aproximadamente 6 millones de niños se salvan cada año al aumentar las tasas de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de vida.

Pero, a pesar de toda la evidencia científica que demuestra que la leche materna es todo lo que un niño necesita, además de ser superior en comparación con otras especies de leche, las tasas de lactancia materna, especialmente la lactancia materna exclusiva, aún están por debajo de lo recomendado.

¿Y hasta cuándo deberían amamantar las madres?

Bueno, la recomendación es que las madres amamanten a sus bebés hasta los dos años o más del niño. Y exclusivamente con leche materna, hasta el sexto mes del bebé.

Después del sexto mes, la madre comienza la transición alimenticia ofreciendo frutas y papillas, mientras continúa amamantándolo hasta que tenga dos años o más.

Pero, ¿qué es la lactancia materna exclusiva?

Esto es cuando el niño recibe solo leche materna (ya sea del banco directo de leche materna extraído o directamente del pecho materno) sin otros líquidos y sólidos, excepto medicamentos y suplementos minerales.

La leche materna es un alimento completo. Rico en grasas, agua, enzimas, azúcar, hierro, sales, vitaminas, proteínas, anticuerpos.

¡Esto significa que hasta el sexto mes de vida, el bebé no necesita ningún otro alimento (té, jugo, agua u otra leche)!

La introducción temprana de alimentos (antes de los seis meses) puede provocar: diarrea, hospitalizaciones por enfermedades respiratorias, mayor riesgo de desnutrición (si los alimentos ofrecidos son nutricionalmente más bajos que la leche materna), lactancia menos efectiva como método anticonceptivo y menor duración de la lactancia materna.

10 pasos para una lactancia exitosa

Paso 1: ¡escapa de los mitos! Busca orientación de fuentes confiables.

Hay muchos mitos relacionados con el tema, como “¡tu leche es débil!” ¡No hay leche débil! ¡Toda la leche materna es ideal para el bebé!

O “tu pecho es pequeño, ¡no tendrás leche!” El seno no es un tanque de leche, esta desciende conforme sea estimulado.

Muchos dicen: “¡El bebé está llorando de hambre!” Atención madres: ¡los niños lloran por diferentes razones y no solo por hambre!

Paso 2 – Comienza a amamantar poco después del nacimiento.

¡Deja a tu bebé en contacto con tu piel! Enseguida mostrará signos de querer mamar. ¡¡¡Es increíble!!!

Paso 3 – ¡Tómalo con calma!

Los primeros días son críticos para el éxito, pero es un período de aprendizaje intenso para la madre y el bebé. Así que tómalo con calma y no te culpes si las cosas no parecen funcionar al principio.

Paso 4 – Amamanta bajo libre demanda

Es decir, amamantar sin restricciones en cuanto al tiempo y la duración de la estadía del niño en el seno.

Paso 5 – Posiciona al bebé correctamente para mamar.

Con ropa cómoda que no restrinja el movimiento, coloca el vientre del bebé junto a tu vientre (el vientre de la madre con el del bebé), el cuello del bebé alineado con su propio cuerpo, la barbilla y la nariz contra el pecho, sin obstruir la respiración del niño.

Los labios deben permanecer hacia afuera, como “boca de pez”, atrapando gran parte de la areola y no solo el pezón. Verás que la mejilla del bebé se llenará cuando succiona.

¡El agarre correcto evita grietas en los senos y aumenta el estímulo de producción de leche!

Paso 6 – Leche, solo leche

No le ofrezca bebidas o alimentos a su hijo hasta después de los primeros seis meses.

Paso 7 – ¡No reemplaces los senos!

No ofrezca pezones artificiales o chupetes.

Paso 8 – Come bien

La dieta de la madre debe ser variada y saludable con un consumo adicional de 500 calorías, ¡la lactancia requiere mucha energía!

Fuente: Blog de Saúde

Paso 9 – Crear alternativas

Aprende como amamantar y mantener la lactancia, si necesitas separarte de tu bebé (Extrayendo y almacenando la leche).

Paso 10 – ¡Busca ayuda!

Si tiene dificultades para amamantar, ¡Busca ayuda! Los bancos de leche tienen profesionales preparados para ayudar y son un servicio gratuito.

Te enseñan cómo posicionarte para el manejo correcto del pecho para la extracción, las diferentes posiciones del bebé para evitar grietas, la translactación (ofrecer leche materna por sonda para complementar las calorías en caso de un bajo aumento de peso, o estimular la bajada de la leche).

Otro profesional que también tiene servicio de ayuda para las mamás, son los bomberos. Además de estos, busque al pediatra, el obstetra y el apoyo familiar.

¡Viva la maternidad y la belleza de la relación madre-hijo!

¿Te sirvió este artículo? ¡Entonces compártelo!

Volver