Obesidad: entrevista con la endocrinóloga

La obesidad crece de forma espeluznante en todo el mundo. Pero, ¿cómo contener este problema? ¿Cómo no ser una víctima más de esta enfermedad que mata más que el terrorismo?

Alessandra Guimarães

Periodista y gestora de contenido

9 Artículos


4 de marzo de 2019

El aumento de la obesidad y el sobrepeso es motivo de preocupación en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud reconoce el problema como una pandemia, ya que alcanza los 2.100 millones de personas. Este valor representa casi el 40% de la población mundial.

En 2017, la publicación médica New England Journal of Medicine, mostró que las muertes en función del exceso de peso, en el año 2015, fueron superiores a las causadas y sumadas por accidentes de automóvil, Alzhmeimer y terrorismo. En total, 4 millones de personas murieron en 2015 en función del sobrepeso.

Contener la obesidad es un desafío por estar relacionada al estilo de vida moderno. Factores como el aumento de trabajo en ambientes sedentarios, el uso de los medios de transporte y entretenimientos que generan poco esfuerzo contribuyen a esa triste realidad mundial. ¡Sin contar la gran oferta y la elección de productos no saludables, y la reducción de las horas de descanso!

Todo esto – y muchas otras prácticas relacionadas al etilo de vida actual – colaboraron para el aumento del sobrepeso y de la obesidad.

Y para entender que este asunto es serio y necesita ser comprendido, invitamos a la doctora y endocrinóloga de la clínica de tratamientos naturales y medicina de estilo de vida, Cevisa, Luisa Antunes, para hablar sobre la obesidad.

¿Qué es la obesidad y qué puede causar?

Según la endocrinóloga, “la obesidad es considerada una enfermedad crónica, definida como la acumulación de tejido graso localizado o generalizado, provocado por desequilibrio nutricional asociado o no a disturbios genéticos o endocrino-metabólicos”.

Lo que preocupa es que la obesidad causa serios problemas de salud, ya que es un factor de riesgo para una serie de enfermedades crónicas no transmisibles, tales como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, esteatosis hepática, varios tipos de cáncer, apnea del sueño , enfermedades gastrointestinales y varias otras “.

(Si usted quiere saber más sobre la diabetes, en esta entrevista con la doctora Silvana Vázquez hablamos un poco más sobre el tema.)

Y ahí va una alerta para quien tiene algunos kilos de más: esas grasas no deseadas pueden evolucionar hacia el sobrepeso y, peor aún, para la obesidad.

“Estar por sobre el peso ideal, principalmente cuando hay acumulación de grasa en la región abdominal, ya es un factor de riesgo para la obesidad y las enfermedades asociadas a la misma”.

Pero ¿cómo diagnosticar la obesidad? Para adultos, “el método más utilizado para clasificar la obesidad es el índice de masa corporal (IMC)”.

La fórmula para llegar al resultado del IMC es la siguiente: peso actual (kg) / altura2 (m2). Si desea saber su IMC, hay varias calculadoras onlines que harán la cuenta. Haga el cálculo y descubra en qué categoría se encuentra. Recuerde: nunca es tarde para cambiar de vida!

¿Por qué existe la obesidad?

De acuerdo con la endocrinólogo, “las principales causas están relacionadas al estilo de vida, como hábitos alimentarios inadecuados, sedentarismo, vicios, etc. Estos factores son responsables del 85% de los casos de obesidad. Sólo el 10% puede estar asociado a disturbios hormonales y metabólicos y 5% a factores genéticos “.

Una de las razones de la obesidad que se ha convertido en un problema de salud pública mundial fue “el cambio de hábitos alimenticios, principalmente con la inclusión de alimentos industrializados ricos en azúcar, grasa, sal y productos de origen animal”.

Además de estos factores, “la falta de ejercicio físico, horas de sueño inadecuadas, las enfermedades de salud mental, como el estrés, la ansiedad y la depresión también han contribuido de forma exponencial a la ganancia de peso expresiva, incluso en la infancia también.

¿Y cuál sería el remedio contra la obesidad? Según la médica, “la mejor forma de prevenir y combatir la obesidad y el sobrepeso, es la modificación en el estilo de vida. En busca de revisar los hábitos alimenticios, absteniéndose – o disminuyendo – al máximo los alimentos industrializados, azúcares, sal y grasa. Además de tener la práctica de ejercicio físico como una actividad regular “.

La prevención de la obesidad depende de los hábitos saludables

Como se ha puesto anteriormente, “el principal tratamiento es la modificación a un estilo de vida saludable, esto es lo que tendrá resultados eficaces y duraderos”.

Pero la médica hace una alerta sobre los cambios: “lo ideal es que sea hecho con acompañamiento multidisciplinario: médico, nutricionista, educador físico y en algunos casos se hace necesario también la psicoterapia”.

Sobre el uso de medicamentos para la obesidad, ellos “pueden ser usados de forma bien individualizada, siempre que el paciente haga una consulta previa y reciba el acompañamiento de un especialista”.

Lo que genera desánimo en muchas personas es llegar a perder peso pero, en poco tiempo, recuperar todo de nuevo. La médica explica que “la mayoría de las personas que pierden peso, luego abandonan su dieta, paran o disminuyen los ejercicios”, haciendo que las medidas crezcan de nuevo.

Por eso, “el acompañamiento multidisciplinario con médico, nutricionista, psicólogos y educador físico se hace necesario en la mayoría de los casos”, para que esa vuelta a los viejos hábitos no ocurra.

“El sobrepeso y la obesidad se desencadenan por causas multifactoriales, se necesita persistencia, tratamiento y seguimiento de forma continua. Es de suma importancia mantener un programa de reeducación alimentaria y ejercicios físicos individualizados”.

Nuestro objetivo es animarte a tener una vida saludable, por lo que tenemos tres consejos de oro para alejarnos del sobrepeso y la obesidad: ¡Adoptar una alimentación sana y equilibrada; Pelar más y desenvolver menos; y tener una rutina de ejercicios físicos!

Aún así, ¿tiene dificultades para tener mejores hábitos para una vida sana? ¡Deja aquí en los comentarios cuáles son tus mayores desafíos!

Volver