El Jengibre

Una raíz que se puede adaptar a tus preferencias culinarias o necesidades de salud.

Lia Treves

Psicóloga, Educadora y Master Coach con Inteligencia Espiritual

7 Artículos


22 de mayo de 2023

El jengibre es una planta perenne cuyo rizoma se utiliza tanto como especia en la cocina como en la medicina tradicional.

Tiene un sabor picante y fragante y se utiliza ampliamente en diversas culturas para condimentar alimentos, preparar infusiones y como ingrediente en platos y bebidas.

Además de su uso culinario, el jengibre también se ha asociado con propiedades medicinales, como aliviar las náuseas, la indigestión y los síntomas del resfriado y la gripe.

Propiedades del jengibre

El jengibre tiene varias propiedades beneficiosas para la salud, actúa como calmante para los dolores de cabeza, jaquecas, tensión y depresión. Alguna de sus propiedades son:

  • Propiedades antiinflamatorias: Contiene compuestos que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que puede ser beneficioso para enfermedades inflamatorias como la artritis.
  • Efecto antioxidante: Es rico en antioxidantes, que ayudan a proteger las células del daño causado por los radicales libres, contribuyendo así a la salud en general y a la prevención de enfermedades crónicas.
  • Alivio de las náuseas y los mareos: Se ha utilizado tradicionalmente para aliviar las náuseas y los mareos, incluyendo los asociados con el embarazo, los viajes y la quimioterapia.
  • Mejora de la digestión: Estimula la producción de enzimas digestivas y ayuda a mejorar la absorción de nutrientes, aliviando problemas digestivos como la indigestión, la acidez estomacal y los gases.
  • Apoyo al sistema inmunológico: Los compuestos presentes en el jengibre pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, ayudando a prevenir enfermedades y mejorar la respuesta del cuerpo frente a infecciones.

Formas de prepararlo

Existen algunas formas comunes de preparar el jengibre, pero las posibilidades son amplias. Puedes experimentar y adaptar el jengibre a tus preferencias culinarias y necesidades de salud. Las formas más comunes incluyen:

  1. Fresco: El jengibre fresco se utiliza ampliamente en la cocina. Puedes pelar la raíz de jengibre y rallarla o picarla finamente para agregarla a platos salados, como sopas, salteados o adobos. También puedes utilizar rodajas de jengibre fresco en infusiones o té de jengibre.
  2. Infusión de jengibre: Puedes hacer una infusión de jengibre agregando rodajas o trozos de jengibre fresco a agua caliente. Deja que hierva durante unos minutos y luego cuela el líquido. Esta infusión de jengibre se puede disfrutar caliente o fría y se le puede agregar miel y limón al gusto.
  3. Jengibre en polvo: El jengibre en polvo se encuentra disponible en la mayoría de los supermercados y se utiliza como especia en la cocina. Se puede agregar a curries, guisos, postres, panes y bebidas.
  4. Aceite de jengibre: El aceite de jengibre se puede encontrar en tiendas especializadas. Se utiliza en la cocina para dar sabor y también se puede utilizar en aplicaciones tópicas para aliviar dolores musculares o articulares.

Ideas y recetas específicas con jengibre

Para tener buenas ideas de cómo usar este maravilloso alimento, te dejamos algunas recetas:

Una iInfusión de jengibre y cúrcuma ayuda a normalizar la tensión arterial cuando ésta se encuentra muy baja.

Una infusión de cardo marino con jengibre sirve como protector del hígado.

Un jugo verde desintoxicante, ayuda a limpiar el organismo de toxinas y excesos.

Jengibre como condimento en unas ricas hamburguesas de arroz integral.

Es importante tener en cuenta que, si bien el jengibre puede tener beneficios para la salud, cada persona es única y puede reaccionar de manera diferente.

Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de utilizar el jengibre como tratamiento o complemento para alguna condición médica.

Volver